Carta abierta de Juan Escaño

Noviembre/2003

 

Queridos compañeros de la "CLASE DE LOS 60": 

   Con alegría os volvéis a ver un año más, ocasión para revivir los momentos, actualizar los contactos, las noticias, novedades, situaciones familiares, laborales, un poco de cultura, momento de oración....¡qué de cosas y todas buenas para unas horas!. Espero que, como siempre, salgáis del encuentro reconfortados. Hay que agradecer a los organizadores el empeño que ponen para que todo salga bien. Tened un recuerdo para los que por una causa o por otra no estén este años con vosotros y por los que ya se fueron junto al Padre.

    Por acá no me van mal las cosas. Trabajo, como en todas partes: lo que quieras. Aventuras: para recordar agradablemente. Vivencias: agridulces (Es duro estar tan constantemente metido entre pobreza y miseria, con la sensación de que todo lo que se haga parece poco y que se podría hacer mucho más. Pero no se preocupen, mis amigos, que no caigo en ningún atisbo de pesimismo ni depresión ni amargura, porque hago lo que puedo y estoy muy cerca del Señor, que junto con su Madre Bendita, me administran el apoyo de todos los que me tienen presente en su oración, en el recuerdo..... en lo económico. Sí, que es muy importante para poder responder a tantas necesidades.  Por todo ello muchas gracias por dos cosas: por la platita y por el momento en que la enviáis que seguro que ese ratito es sólo para mí. Gracias. Y concreto este agradecimiento, de parte de todas estas personas que se benefician, a :Higinio López, Eleuterio Delgado, José Antonio Escoriza, Enrique Robles, Rafael Lobo, Tomás Fernández y algún otro que se me olvide.

     A todos estos compañeros y amigos les digo que con sus aportaciones estoy haciendo frente al lanzamiento y mantenimiento de varios proyectos: Una cooperativa de transformación de productos lácteos que dará trabajo a un grupo de jóvenes, un taller de informática (tenemos 16 ordenadores: 6 comprados con vuestra plata y la de otras ayudas como Marcha Contra el Hambre de Camas-Castilleja, y diez enviados por amigos de Sevilla) del que se están beneficiando más de cien alumnos, que van en aumento: algunos caminan hasta seis horas, entre ida y vuelta, por las montañas, para recibir el curso de dos horas semanales. Esto es lo que te anima a seguir en este encargo de Dios. También estamos preparando un criadero de cuyes (son como conejitos de indias, que acá es el plato preferido para obsequiar a los invitados) que dará trabajo a un grupo de la tercera edad, ya que acá no hay paga de jubilados para los del campo. Además las ayudas personales en situaciones límites de enfermedad, de desastres,.... con la ayuda que me dan todos los meses la Asociación Rociera en la que están Manolo Zurita y Juan Luis Reina, pago unas becas con lo que pueden estudiar 15 alumnos la secundaria. 

    Todas estas actividades compaginadas con la de atención  espiritual a la población en su formación religiosa desde los escolares a los mayores, con diversas formas de presencia, testimonio y palabras (tengo un programa de radio diario de una hora en una emisora que ha montado una ONG, aunque me cuesta la plata, pero esa me la paga la parroquia de los Remedios durante este año). Sigo en contacto con la enseñanza, dando clase en el seminario de Lengua Castellana y Latina, apoyo en el Departamento de Catequesis de la Diócesis confeccionando materiales, dando cursos a los catequistas rurales y algunas cosillas más. Ah, los martes en la noche un ratito de Internet para conectar con los amigos y la familia. Mi dirección del correo electrónico es: jescanio@hotmail.com, por si alguien quiere contactar. También los lunes en la noche me entero de los resultados del Sevilla , del Betis y de cómo ha jugado el hijo de nuestro Tristán.

     Ya no os canso más. Animaros a que sigáis reuniéndose, a que colaboréis con lo que podáis, aunque sea poco, acá se puede hacer mucho. Mi bendición a todos y  un abrazo fuerte . Os recuerdo con gran afecto.

 Juan Escaño.