2015 - SEVILLA - CRÓNICAS - Clase del 60_1- (Toda la Clase, menos los Grupos)

Vaya al Contenido

Menu Principal:

TODA LA CLASE DEL 60


REUNIÓN DE LA CLASE DEL 60 EN SEVILLA
30 DE NOVIEMBRE 2015.


LA REUNIÓN DE LA CLASE DEL 60 SE INICIÓ CON LA VISITA

A LA CAPILLA DE SANTA MARÍA, EN LA "PUERTA DE JEREZ",

DE SEVILLA.

POSTERIORMENTE, TRAS LA EUCARISTÍA, EL GRUPO SE

ENCAMINÓ A LA TABERNA DEL ALABARDERO DONDE SE ALMORZÓ.
 

o-O-o


Os dejo aquí las "crónicas" de dos de los asistentes a la Reunión: Juan Leiva y Juan P. Sánchez.
Entre ambos dan una idea muy completa  del desarrollo de la misma.


30/11/2015

Juan Sánchez.

CRÓNICA DEL ENCUENTRO ANUAL DE LA CLASE DEL 59-60 EN SEVILLA.-

El grupo tertuliano del 60, responsable de la organización en Huelva del encuentro 2015, acordó el cambio a Sevilla al considerar el estado de salud de D. Ignacio que no aconsejaba hacerlo allí.
Con la premura del tiempo, no se ha hecho la convocatoria por correo ordinario, como se ha hecho siempre, sino a través del teléfono, correo electrónico y página de la Clase del 60. De cualquier manera, todos sabemos que el encuentro se celebra el último sábado de Noviembre y ha habido información en la página.
Desde aquí, agradecer a Julio Cuesta el habernos conseguido la Capilla en la que se celebró la Eucaristía­a y el concertar el menú en La Taberna del Alabardero, lugar del almuerzo.
A las 12:00 h, abierta la Capilla de Sta. Mª. de Jesús, sita en la Puerta Jerez, sede del Consejo General de Hermandades y cofradías de la Ciudad de Sevilla, pasamos a su interior, donde Manolo Zurita nos hizo la exposición de una magistral lección de la Historia y Arte que encierra dicha Capilla, como sólo él lo hace. Hay que descubrirse y agradecerle su valiosa aportación.
A continuación, Juan Escaño y Salvador Andrades, este último, compañero novel en estos encuentros, concelebraron la Eucaristía, en la que se tuvieron presentes tanto a los que por circunstancias personales no asistieron, como a los que desgraciadamente ya no se encuentran entre nosotros.
Tras el acto religioso, caminamos hacia La Taberna del Alabardero, lugar del almuerzo, edificio acogedor, noble, bello y hermoso.
A pesar de programarse este encuentro teniendo en cuenta el lugar, facilitando la cercanía de la mayoría, la asistencia a la comida no ha sido la esperada, si comparamos con ocasiones anteriores: seis desparejados y nueve emparejados, más D. Juan Leiva y D. Juan Luís Reina con sus respectivas sras. suman 28.
En un momento oportuno de la comida se llamó a D. Ignacio para expresarle nuestros deseos de tenerlo presente, obteniendo su familiar y cariñosa respuesta de estar acordándose de todos.
En los postres se planteó la organización del próximo encuentro. Hubo propuestas de celebrarlo en Pilas y en Jerez. Se decidió unánimemente Jerez tras votación a mano alzada. Se agradece a Pedro Calderón, Rafael Chica y Pepe Marín la disposición que han ofrecido para organizarlo.
Acordado el tema anterior, pasadas las 17:00 p.m., se levantó la sesión para los que tenían que marchar.
Nabrissa, 30 noviembre 2015. Juan Sánchez

P.D. A los que sienten interés por estos reencuentros y el fomento de estas asoleradas amistades, riqueza inapreciable, (expresándolo con palabras de un compañero), ANOTAD en la agenda, o RECORDAD, que el próximo encuentro anual será el último sábado de Noviembre, día 26, año 2016, en Jerez de la Frontera.





29/11/2015

Juan Leiva

EL ENCUENTRO


    Cuando llegamos en el metro a la Puerta de Jerez Mercedes, Juan Luís, María Jesús y un servidor, el grupo de la clase del sesenta ya estaba apostado esperándonos, en la puerta de la capilla Madre de Jesús. El día era espléndido y la Avenida acogía a una formidable multitud populista de sevillanos, foráneos y turistas.

   Inmediatamente, uno queda impactado por esa letrilla de "Los Morancos" Sevilla tiene un color especial". Es verdad, pero hay que vivirlo. Cuando, además, te encuentras con los amigos de siempre, Sevilla tiene un sabor andaluz difícilmente reemplazable.

     Entramos en la capilla y ya nuestro pedagogo en arte, Manolo Zurita, nos dio una formidable lección de historia ilustrada con los lienzos del bellísimo retablo.

     Debo decir que, cuando terminó Manolo y eché un vistazo a los compañeros que ocupaban las bancas, me quedé un poco desconcertado. La asistencia del grupo no era el de otras veces: faltaban Don Ignacio, Eliseo y un buen número de antiguos alumnos. Éramos sólo 28, la mitad de los que nos solemos reunir cada año. Realmente, las circunstancias son las que mandan, pues casi todos los ausentes tenían algún motivo para no estar presente.

    No obstante, recordé, lo que decía Camilo José Cela "que en todas las actividades, obras y acciones, siempre triunfan los que son constantes, firmes, perseverantes y fieles". Por eso, creo que debemos continuar el camino que con tanto entusiasmo hemos emprendido y estamos dispuestos a invitar cada año incluso a los que ya se han marchado al más allá antes que nosotros que, como rememoramos ayer, son ya bastantes. Un abrazo para todos y, hasta el próximo encuentro, si Dios Quiere.

    Tengo que añadir a la crónica del encuentro, que los dos sacerdotes del curso, Juan Escaño y Salvador Andrades, con su presencia, celebración de la misa y homilía sobre el inicio del Adviento, suplieron la ausencia de don Ignacio y recordaron a todos los compañeros fallecidos. Así mismo, Juan Sánchez animó la comida y recogió el deseo democrático de que el próximo año, si no hay nada en contra, se celebre el encuentro en Jerez.

  Muchas gracias a Juan por el interés y el desarrollo del día. También queremos hacer llegar a José A. Escoriza y su esposa, nuestro pésame por el fallecimiento de su familiar.

Juan Leiva.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal