VISITA A J. ESCAÑO. ALANÍS - Clase del 60 - Sevilla.

Vaya al Contenido

Menu Principal:

VISITA A J. ESCAÑO. ALANÍS



CRÓNICA DEL ENCUENTRO DE LOS TERTULIANOS EN ALANÍS (18/10/16) .

TOMÁS FERNÁNDEZ.



A las diez de la mañana, Rubiales, Vecino, Higinio y un servidor emprendimos la marcha hacia Alanís en un magnífico coche. Escoriza y Zurita viajaron en el coche del primero.

Pasamos los espléndidos campos de Alcalá y Cantillana y nos adentramos en el paraje maravilloso de la Sierra Norte. El verde intenso de los castaños, el verde claro y brillante de los pinos y el color parduzco de las encinas dibujan una composición digna de ser plasmada por el mejor pincel.

Sobre las doce de la mañana dimos un abrazo al amigo Juan Escaño, que nos estaba esperando en la Parroquia. Después de contemplar el magnífico retablo iluminado, nos dirigimos a San Nicolás del Puerto.

La primera visita fue al matadero, donde el olor que desprendían la chacina serrana nos encantó y, como consecuencia, caímos en la tentación de comprar.

De allí, a la Parroquia en la que Juan nos mostró un maravilloso copón que Zurita, como siempre, nos hizo apreciar con sus comentarios. Para terminar el paseo, nos acercamos al nacimiento del Huéznar. En ese entorno, remanso de paz, respirando la esencia que desprendían los árboles y plantas, se nos abrió el apetito y nos dirigimos al restaurante.

Gracias al amigo Juan, teníamos preparada un mesa con vistas a la ribera. Pedimos los platos típicos de la Sierra: chacina, distintas carnes, revueltos y un magnífico pisto, todo eso regado con un buen vino tinto de la tierra. Terminamos con unos estupendos postres y brindamos por los presentes y por los ausentes con un buen licor de Cazalla.

Tratamos el tema de la comida de Noviembre, en Jerez. Rubiales se encargó de llamar personalmente a todos los compañeros del curso y poner varios teléfonos para comunicar la asistencia.

Por último, Juan expuso que sigue con uno de sus proyectos en Perú, que es la educación en valores, impartido por profesores que él paga. Volverá a poner el número de cuenta en la página por si alguien quiere colaborar.

La caída de la tarde nos devolvió a la realidad y, después de los abrazos de despedida, emprendimos el regreso.

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal